Somos una familia argentina formada por: Federico y Florencia, y nuestros hijos María Clara y Joaquín.

Oriundos de Buenos Aires, la Capital Federal de la República Argentina, Sud América, en el año 2004 hemos emigrado a Québec, Canadá, para establecernos en la ciudad de Waterloo, ubicada a 70 km de Montreal.

Junto con mi esposa y mis hijos compartimos el amor por los animales y la afición a la cría de Dogos Argentinos. Gran parte de nuestro plantel nos ha acompañado en este largo viaje y mantenemos algunos reproductores en la Argentina, a fin de hacer los cruzamientos que nos interesan para luego remitirlos a Canadá.

En líneas generales, criamos respetando el standard original, tratando de acercarnos a un modelo estéticamente bello y funcionalmente apto para la tarea que debe cumplir.

Alcanzar este modelo, que en cuatro palabras se describe, es una tarea difícil y costosa, llena de obstáculos que se deben sortear antes de alcanzar el objetivo. En ese camino a recorrer, nos esperarán agazapados, en cada camada, sorpresas y fracasos inesperados, como así tambien alegrías y éxitos, lo que hace apasionante transitarlo.

Los invitamos a recorrer nuestra página, y a comunicarse con nosotros para cualquier información o consulta.